lunes, 7 de enero de 2013

HERRAMIENTAS Y MATERIALES UTILIZADOS EN OBRAS TRIDIMENSIONALES

5° GRADO. BLOQUE III. ARTES VISUALES

Aprendizaje esperado: Produce, con diferentes herramientas y materiales, un objeto tridimensional.

Eje de Apreciación: Exploración de diferentes procesos y materiales en la creación de obras tridimensionales.

La producción de obras tridimensionales es una actividad que ha acompañado al hombre a través de su historia y sus orígenes se pierden en el tiempo.

Tratar de enumerar y describir todos los medios, soportes, técnicas y materiales con que se puede realizar una obra tridimensional sería un trabajo titánico e interminable ya que estos han variado y evolucionado grandemente. Se puede realizar obras tridimensionales con, prácticamente, cualquier material conocido y se ha experimentado con sus técnicas y soportes hasta el infinito. Así que, en esta ocasión, nos centraremos en la actividad escultórica.


LA ESCULTURA
La escultura es una disciplina plástica cuya obra representa figuras en sus tres dimensiones, es decir, que tienen volumen y que pueden ser apreciadas no sólo de frente sino desde distintos puntos.

La escultura tiene por objetivo crear formas y armonizar volúmenes en el espacio. La escultura existe en el espacio. Son cuerpos en el espacio y tiene sus propios medios de expresión ya que los volúmenes y las masas están sometidos a la disciplina técnica y de ritmo.

Hay dos tipos de esculturas: las “exentas” y las “en relieve”.

Las “exentas” o de bulto redondo, son aquellas que pueden ser observadas desde todos los ángulos.

Las esculturas “en relieve” son figuras que destacan por sobre una superficie; pese a ser tridimensionales carecen de parte posterior. Están vinculadas (generalmente) a la arquitectura, pues se ubican en paredes, puertas, columnas o entradas de iglesias o grandes edificios.

De acuerdo a lo sobresalientes que estén respecto al fondo se llaman:

Relieve excavado: cuando el bulto no sobresale, y se encuentra hundido respecto a la superficie plana. Esto proporciona máxima claridad a la representación y gran efecto estético por el contraste violento del claroscuro entre la sombra del perfil y la luz, muy viva, del relieve plano.

external image 17.jpg

Bajo relieve: cuando las figuras apenas sobresalen del fondo.

external image dinastia.jpg

Medio relieve: cuando están como cortadas por la mitad.

external image 7383212.jpg

Alto relieve: las figuras están talladas casi en bulto redondo, pero adheridas al plano.

external image 773px-Centaur_from_Parthenon.jpg

En la antigüedad era común el uso de los relieves en los monumentos, para contar historias.

También se hacen distinciones entre las esculturas exentas dependiendo de la posición en que están dispuestas las figuras:

Erguida, cuando la única figura está de pie

external image 01006143.jpg

Yacentes, tendidas

external image paulina_bonaparte_1780_1825_v_hi.jpg

Sedentes, sentadas

external image 6306354290_a82fde5bc1_z.jpg

Orantes, orando

external image 1498006288_2cdc2ab7df.jpg

Ecuestre, cuando es colocada sobre un caballo

external image 20070718klparthis_106_Ies_SCO.jpg

Grupal, cuando se trata de dos o más figuras.

external image 2372507812_673becec8c.jpg

Busto, representación de la mitad superior del cuerpo humano sin brazos; es decir, el rostro más la parte superior del tronco.



Por otro lado, si clasificamos las esculturas de acuerdo a su función, están las ornamentales, cuyo fin es decorativo, y las monumentales, que recuerdan o conmemoran un hecho o personaje.

external image juan-pablo-ii-busto-escultura-estatuta-hiperrealista_MLA-O-41011773_2462.jpg


TÉCNICAS ESCULTÓRICAS
En el transcurso de la historia, no solo ha habido una gran cantidad de estilos y tendencias; también han variado las técnicas y los materiales utilizados para crear las esculturas.

Piedra, metal, arcilla o madera, son materiales ocupados desde los tiempos prehistóricos, para ellos se utilizan el tallado, el modelado y el vaciado. Ya más recientemente, durante el siglo XX, surgió la técnica del ensamblaje, en la que suele usarse la soldadura, el collage, el assemblage y la utilización de nuevos materiales, como elementos de la naturaleza (piedras, hojas), desechos industriales, materiales sintéticos, o tubos de neón y fluorescentes.

Los escultores suelen preparar su obra construyendo un pequeño modelo de la figura, de arcilla o yeso. Este modelo equivale al esbozo del pintor o plano del arquitecto. El procedimiento fundamental y el más clásico es el esculpido, sirviéndose de escoplo, buril o cincel según las necesidades, incluso los procedimientos de fundir y moldear requieren retoques de cincel en los detalles. Además, se usan otras acciones como el modelado o vaciado, el cincelado, el repujado, el embutido, el grabado y el estampado o troquelado. Es interesante darse cuenta de lo poco que han cambiado con el paso del tiempo las técnicas del modelado y la talla, en comparación con los cambios que se han producido en otras técnicas de bellas artes. Sólo en el siglo XX se empezaron a introducir nuevos métodos de trabajo.

ESCULPIR.



Consiste en sacar partículas al bloque ya desbastado hasta obtener la figura deseada. Antiguamente la talla se efectuaba con instrumentos de hierro, que por su blandura se deterioraban pronto. En algunas esculturas aún se observa la señal de punzones y cinceles. Actualmente, además de las herramientas tradicionales, se utiliza el disco de diamante para la piedra y los discos de widia para la madera. Para reproducir, la misma medida, las formas del modelo sobre materiales como la piedra o madera se utiliza el método de sacar puntos con la ayuda del puntómetro o «máquina de sacar puntos». Es un artefacto con una combinación de varillas metálicas articuladas terminada en una aguja de sección triangular afilada en punta, con el que se miden los puntos determinados en un modelo y se traspasa esta medida al material donde se hace la escultura definitiva. La aguja se desplaza por una guía para buscar la profundidad del punto y se fija con un tornillo.

MODELAR.



Es dar la forma deseada a una pasta, añadiendo o sacando porciones de la masa:

Arcilla. Normalmente para el trabajo de las esculturas en arcilla, muchas culturas utilizaron las mismas técnicas que para la alfarería, con rollos, placas o tubos de arcilla. También se ha utilizado la presión; la arcilla húmeda se comprime en moldes de barro previamente cocidos. Esta técnica fue empleada por los griegos ya en siglo III a. C., como se observa en unas figuras conocidas con el nombre de Tanagra. La arcilla, una vez modelada y antes de su cocción en el horno, debe mantenerse en contacto con el aire o en un ambiente seco, para su desecación para que adquiera consistencia y evitar deformaciones.

Cera. La cera se modela como material auxiliar para la realización de bocetos, estos sirven al escultor ya sea como guía para visualizar su obra final en otro material, o como matriz para el vaciado posterior en bronce. Más recientemente se ha utilizado para la creación de personajes que se exponen en numerosos museos de cera. A nivel decorativo se hacen diversos objetos como imitaciones de frutas en cera. Como en el modelado con arcilla las manos del artista son la primera herramienta a tener en cuenta, pero puede ayudarse con espátulas, rascadores y limas. La sustancia puede ser cera virgen de abeja o cera industrial que se puede encontrar en el mercado con varias durezas. Para construir la base para montar la cera es necesaria una armadura que puede ser desde un simple alambre de cobre, para piezas pequeñas, hasta otras más complicadas cuando la obra es de mayor envergadura.

Plastilina. La plastilina se modela con las manos o pequeñas espátulas, prácticamente igual que la cera, y sirve como boceto para la obra escultórica. La plastilina encuentra también un lugar destacado en animación. Nick Park es un promotor de su uso, que ganó dos premios Óscar con los cortometrajes de Wallace y Gromit (1992-1995).

VACIAR.



Es obtener una forma en hueco o vacío para llenarla después con un material fundido o una pasta cualquiera y lograr la positiva. Se pueden hacer piezas de yeso, pero no son valoradas ya que el material es pobre y fácil de sufrir rupturas. Con la resina de vidrio y mezclas de polvo de mármol junto con pigmentos se pueden conseguir copias con diversos colores y texturas.

Cera perdida. El método de la cera perdida es el más extendido para los metales como el bronce, el cual se cuela dentro del molde en forma líquida y así llega a todos los rincones. Cuando se solidifica se consigue una copia completamente fiel al modelo del molde. Históricamente se conoce el uso de la fundición a la cera perdida ya en estatuas de gran tamaño desde el siglo II en Egipto y Mesopotamia y su uso sistemático desde el siglo V en Grecia. Desde entonces la escultura en bronce se ha realizado con este método ya que permite la reutilización de los moldes y por tanto la reproducción en serie de la escultura.

Cincelar es retocar con cincel las figuras obtenidas por el vaciado y también formar bajo relieves con el cincel en una lámina metálica.

Repujar es producir en una lámina de metal a fuerza de martillo sobre algún molde los relieves y los huecos necesarios para conseguir la forma que se pretende.

Estampar o troquelar es imprimir sobre una lámina de metal o de pasta un cuño o troquel con las figuras en hueco para que éstas resulten de relieve.

Embutir es aplicar sobre un molde duro una delgada chapa de metal precioso para que a fuerza de golpes tome su forma y después, al retirar la chapa y unir sus bordes, quede una estatua u objeto artístico hueco pero con apariencia maciza. También se llama embutido e incrustado el resultado de introducir algunas piezas en las abertura o surcos practicados en otras.

Galvanoplastia. El descubrimiento de la galvanoplastia se produjo en la primera mitad del siglo XIX. Consiste en depositar por electrólisis cualquier tipo de metal sobre la superficie interior de un molde sacado en negativo de una pieza original. Al principio se utilizaron moldes de metal como buen conductor eléctrico, más adelante se utilizaron moldes de plástico resistentes a la acción química del baño electrolítico, consiguiendo que fueran conductores de electricidad cubriéndolos con polvo de grafito o cualquier otro metal que el punto de fusión fuera inferior al del metal que debía depositarse para conseguir la pieza final. Las reproducciones salen bastante baratas, pero al poder ser muy numerosas pierden un poco el valor de obra de arte, empleándose más para objetos industrializados.

ENSAMBLAR.



La idea de integrar elementos de procedencia diversa, con la intención de configurar un objeto susceptible de ser juzgado globalmente como una pieza escultórica unitaria está, con frecuencia, presente en la tradición histórica (la imaginería, por ejemplo), aunque el desarrollo sistemático de la idea de escultura como construcción, en su doble dimensión técnica y conceptual, está estrictamente ligado a las aspiraciones del arte contemporáneo.

El hecho de que, circunstancialmente, estos materiales tengan la forma de objetos con significados en otros contextos y estén más o menos modificados no afecta a lo esencial del proceso ejecutivo como tal. Cuando estos objetos se integran en un cuerpo único el resultado se denomina assemblage. En todo caso, el volumen resultante es susceptible, según sea el deseo del artista, de ser fundido en otro material.

Soldadura eléctrica: la soldadura eléctrica se utiliza fundiendo un electrodo de hierro en las superficies que se desean unir, por obra del paso de corriente eléctrica. Se caracteriza por efectuar una unión sumamente sólida y rígida. Esto permite unir objetos de hierro diversos (chatarra, piezas preformadas mediante el repujado o la forja, etc.).

Soldadura autógena: este tipo de soldadura permite generar una escultura por aporte, técnica similar a la que se practica con arcilla. La fortaleza de la soldadura es menor que aquella lograda por la soldadura eléctrica, pero tiene la ventaja de permitir la creación de obras más plásticas


MATERIALES
Los materiales empleados en escultura determinan un resultado del aspecto y textura de la obra con el que adquiere también diversas características. Con el uso de una piedra blanda es más difícil un resultado minucioso, por su desmoronamiento, con un material más duro como el granito, se requiere un mayor esfuerzo físico. Los detalles de formas delicadas y con calados se consiguen mejor con el uso de la madera, como lo demuestra, por ejemplo, los retablos góticos. El trabajo en arcilla permite diversos acabados desde el más fino y pulido a dejarlo con las señales propias de los dedos del artista. Finalmente es el escultor y su propósito el que consigue sacar del material la forma y la textura deseada.

Arcilla

Es uno de los materiales más antiguos utilizados por el hombre, por ser fácil de modelar y no necesitar de utensilios especiales, ya que se pueden utilizar simplemente las manos. Con el barro se pueden sacar moldes para después trabajar con otros materiales o hacer reproducciones. Si es empleado como material definitivo debe cocerse; en este caso recibe el nombre de terracota. Para la preparación del barro, los procesos de industrialización han modificado y aligerado el trabajo manual de prensado y desmenuzamiento de la arcilla. Se encuentran ya en el mercado bloques preparados para el uso de los escultores.

Los tipos de arcilla más comunes son:
external image interp.gifArcilla natural: extraída donde se ha formado. Se utiliza sin ningún añadido.

Arcilla roja: normalmente contiene hierro y es bastante suave, muy adecuada para el modelado en el torno y el efectuado con los dedos.

Arcilla de bola: se utiliza para dar plasticidad al unirse a otro tipo de arcilla, es de color muy oscuro cerca del negro y se contrae bastante durante su cocción.

Arcilla bentonita: es blanca y muy fina con origen de cenizas volcánicas. Se utiliza para dar plasticidad a otras arcillas.

Arcilla refractaria: tiene una fuerte resistencia al calor, hay bastantes variantes y acostumbran a ser ásperas y granulosas.

Arcilla de gres: tiene un color gris, es de grano fino y soporta altas temperaturas para su cocción.

Piedra
Este material es usado desde muy antiguo por encontrarse abundantemente en la naturaleza. Para trabajar la piedra se necesitan herramientas especiales. La piedra fue empleada en las Venus paleolíticas, en estatuas griegas y las posteriores copias romanes, las obras de grandes escultores de la renacimiento como Michelangelo, Donatello o Bernini y es utilizada desde hace mucho tiempo en monumentos públicos, prácticamente en todos los países.


Las piedras más comunes en la escultura son:
Piedra caliza: roca sedimentaria blanda y fácil de trabajar; se emplea en labores minuciosas. Su conservación depende mucho de la calidad de las canteras. Se ha utilizado mucho en escultura monumental, como la Gran Esfinge. La piedra caliza fue una de las más empleadas en Egipto, la mayor parte del valle del Nilo está excavada en esta clase de piedra y con la cantera de Tura es con la que se realizó las estructuras de la necrópolis de Giza y la mayor parte de las esculturas encontradas en ella.

Mármol: piedra caliza metamórfica, de grano fino y compacto. Su tratamiento de la superficie puede ser muy variado, obteniendo distintas texturas, como tersura, morbidez, aspereza, etc. Por ser un material bastante perdurable fue uno de los preferidos por los grandes artistas de la Antigüedad y el renacimiento. El mármol blanco se impuso desde la época clásica, ya que con un buen pulido puede alcanzar un aspecto translúcido y con una gran brillantez y por ser una piedra que no presenta grandes fisuras, por lo que el escultor puede esculpir con plena libertad, ya que los golpes en una piedra que no sea compacta puede llegar a producir una fractura en la piedra y obligar a cambiar el bloque de mármol.

Arenisca: roca sedimentaria muy fácil de trabajar en cantera, con humedad natural; se emplea en labores minuciosas. Tiene la particularidad de hacerse más dura y frágil con el paso del tiempo. Se ha utilizado mucho en escultura de capiteles románicos. Es muy porosa y normalmente no se puede pulir. Actualmente no se suele emplear esta piedra en escultura.

Alabastro: es un mineral de yeso (aljez), de color amarillento, parecido al mármol a simple vista. Es frágil y quebradizo, pero muy fácil de trabajar. Ligeramente translúcido.

Granito y Diorita: son rocas ígneas mucho más duras que el mármol y están formadas por enfriamiento de materiales volcánicos fundidos. Su calidad es excelente una vez trabajado y pulido y se encuentra en gran cantidad de colores. Ha sido muy usada desde la escultura egipcia hasta nuestros días.

Esteatita: es una roca metamórfica formada por talco en gran proporción. De hecho es un esquisto de talco. Es muy blanda y fácil de tallar. Admite un buen pulido. Expuesta al exterior se endurece con el tiempo. Al tacto se asemeja al jabón (de ahí el nombre en inglés «soap stone». Los inuit acostumbraban a hacer tallas tradicionales empleando esteatita. Las capas exteriores del Cristo Redentor de Río de Janeiro son de esteatita. En la Índia hay algunos templos con esculturas de esteatita (por ejemplo en Belur).

Cuarzo: se trata de un mineral de gran dureza, difícil de trabajar. A pesar de lo cual hay ejemplos de esculturas muy elaboradas, talladas en cuarzo.

Jade: con este nombre se denominan dos piedras la jadeíta y la nefrita ambas muy parecidas aunque con el aspecto más «orgánico» la nefrita y más vidrioso la jadeíta. Tienen un colorido que va desde el verde casi blanco hasta el verde muy oscuro casi negro. Son minerales muy duros y por eso es muy dificultosa su talla, para su pulido se utiliza actualmente el carborundo y el corindón con arena en mezcla acuosa. Aunque los jades trabajados están datados desde hace más de cinco mil años, en la China, Mesoamérica y Australia, ha sido en China donde se ha desarrollado más. Los maorís de Nueva Zelanda realizan unas figuras llamadas Hei tiki con nefrita.

Estuco
Es una pasta conseguida a base de cal, polvo de mármol, arena y cola de caseína. Se empleó ya en la antigüedad en Grecia y Roma para hacer moldes. El arte islámico lo empleó tallándolo como adornos mocárabess que se pueden ver en la Alhambra de Granada. En el renacimiento volvió a resurgir su aplicación para vaciados de yeso del natural, es decir, sobre diversas partes del cuerpo humano y para hacer mascarillas de los difuntos, que después, sus familiares las guardaban como recuerdo. Pero quizá fue en el barroco donde más se utilizó, como motivo decorativo en los techos de palacios. En siglo XX escultores como George Segal o Claes Oldenburg han realizado obras figurativas en yeso.

external image sanjuan.jpg

Metal
Las planchas de cobre, bronce, oro y plata se pueden utilizar en la técnica de elaboración directa, que se trabaja con martillo, buriles o punzones. Con piezas pequeñas o de bajorrelieves se usa el repujado. Para la realización de una escultura exenta y en mayor tamaño se utiliza un cuerpo duro normalmente de madera que se cubre con betún para la mejor adhesión de las chapas que se fijan con clavos o con costuras por medio de hilos metálicos, hay que ir golpeando el metal y para seguir el trabajo, hay que calentar las láminas conseguido así elasticidad al metal. Después de esta primera parte, la obra se retoca con los buriles y los punzones. Antiguamente estas esculturas se realizaban mucho para su uso como relicarios, dejando el interior vacío para la custodia de reliquias.

external image esculturas_metal-7.jpgOro. Junto con el cobre fue uno de los primeros metales utilizados por el hombre, por su belleza y porque se puede trabajar fácilmente. Se han encontrado yacimientos arqueológicos en Ur, Troya y Micenas que demuestran que ya se usaba en el neolítico. Los escitas trabajaron en una amplia variedad de materiales pero donde se distinguieron más fue con el oro, en piezas de influencia griega y con utilidad decorativa para adorno de sus caballos, vainas de armas y objetos de joyería. Estas pequeñas esculturas, fueron realizadas con gran precisión y muy detalladas.

Bronce. El bronce, normalmente una aleación de cobre y estaño, es el más utilizado para la fundición de modelos de escultura. Los bronces «pobres», es decir, los que contienen un alto porcentaje de cobre, pueden ser trabajados en láminas y esculpidos en frío con el uso de cinceles, sin embargo, las coladas aparecen bastante defectuosas. En cambio, las aleaciones con mayor contenido de estaño o de zinc, cuando se funden tienen un grado más importante de fluidez y son mucho más utilizadas en la reproducción del molde; adhieren mejor a las caras internas y su reproducción permite alcanzar los mínimos detalles. Normalmente, para la finalización de las esculturas en bronce, se aplica una capa de pátina que unifica el color.

Hierro. Es uno de los metales que se utiliza para hacer esculturas y que se trabaja por medio de diferentes técnicas.

Acero corten. Este tipo de acero está fabricado con una composición química que hace posible que su oxidación quede más protegida ante la corrosión atmosférica, por ello, muchos artistas lo utilizan como uno de los materiales más adecuado para exponer su obra a la intemperie. También se valora su característico color rojizo anaranjado, que es el resultado de un alto contenido en cobre, cromo y níquel.

Madera
Es un material muy apreciado por los escultores, por sus propiedades físicas y buenos resultados. Hay muchos tipos de madera y en función de su cualidad puede dejarse la escultura en su color natural o por el contrario teñir con anilinas al agua o alcohol, policromarse o protegerla con goma laca. Las maderas llamadas nobles suelen dejarse en su color natural, protegidas con una cera neutra. Son el nogal, roble, haya, cedro, caoba y otras.

external image 5051829473179451.jpgLa madera se corta al menos cinco años antes de ejecutar la obra, en la estación de invierno cuando la savia está en las raíces y de esta manera se consigue que esté bien seca y sin dar lugar a descomposición de la materia. Los árboles presentan unos troncos con diámetros más o menos limitados y eso obliga, a preparar piezas diferentes según las necesidades de la obra. Habitualmente la madera se adquiere en tablones, que previamente al encolado han de cortarse según la dimensión de la pieza a realizar; para conseguir un bloque ancho de un mismo tablón han de colocarse los diferentes trozos uno encima del otro en el mismo sentido que el tablón original. A menudo, las esculturas de madera se aligeran haciendo un hueco su interior.

La escultura en madera policromada ha ocupado un lugar importante dentro de la imaginería religiosa.
Una vez tallada la pieza, se cubría con una capa de yeso, o bien con una tela fina sobre la que se ponía yeso como preparación y se pintaba con colores al temple o al óleo, a veces dorándolas con hojas de pan de oro.

Marfil
El marfil se obtiene de los colmillos de varios animales, particularmente de los elefantes. Se ha trabajado en todos los países, principalmente deÁfrica, Japón, China, India, el área mediterránea y la Europa continental. El uso ornamental del tallado ya se producía en el Antiguo Egipto yMesopotamia. Es fácil de cortar y si se quieren obtener superficies planas se cortan los colmillos longitudinalmente y se sumergen en una mezcla de aceite de almendras con vinagre, al absorber este líquido se ablanda y puede modelarse ligeramente.

external image 34341854.jpg

Tuvo un gran desarrollo en la época románica en zonas de influencia carolingia. Los trabajos en marfil se aplicaban en objetos litúrgicos, en cubiertas de libros o placas para los frontales de los altares. Los olifantes eran instrumentos de viento tallados con unas delicadas miniaturas y elaborados con colmillos de elefante, que formaban parte de los utensilios de caza de los caballeros durante la Edad Media. Se cree que el crucifijo de don Fernando y doña Sancha, fechado hacia el año 1063, fue el primero realizado en Hispania que contiene la representación de la imagen de Cristo.

Hormigón
external image fdez_delcura_escultura_hormigon_retrato_1996-05-eduardosentado.jpg
El uso del hormigón en la escultura es relativamente nuevo y ha adquirido más importancia a medida que ha aumentado su uso en las fachadas arquitectónicas de los edificios. Sobre el hormigón se pueden conseguir texturas diferentes con el uso de cinceles o limas. Es un material económico y permite su exposición al aire libre. Henry Moore lo empleó en varias obras. Se utiliza haciendo un vaciado sólido dentro de un molde de yeso empapado en agua, para evitar que al poner la mezcla de hormigón, chupe el agua que esta mezcla lleva. Es conveniente que la masa del hormigón sea lo más compacta posible para que mantenga su densidad homogénea y para evitar burbujas de aire al final. Se pueden utilizar moldes realizados con cajones de madera previamente untados con grasas o aceites.
Para la realización de un vaciado, el molde de yeso debe aislarse con capas de goma laca. El hormigón debe ponerse en capas y con trozos de fibra de vidrio adaptándolo a la forma final de la escultura, y hay que dar dos o tres capas intercaladas.

También el hormigón puede ser modelado sobre una carcasa realizada normalmente con varas de acero dulce y una red metálica. Esta armadura se cubre con una mezcla espesa de hormigón, reforzándola con fibra de vidrio. Cuando esta capa está casi seca se modela sobre suyo, con otra masa más espesa de hormigón, hasta la finalización de la obra.

Fuentes:



Eje de Expresión: Producción de un objeto tridimensional con diferentes herramientas y materiales.

Actividad 1. A continuación presentamos varios tutoriales para realizar esculturas con diferentes materiales y técnicas. Observen los videos y elijan la técnica y el material que más les convenga, para que ustedes realicen una escultura.









Pueden realizar, esta actividad, de manera individual o por equipos. Si les es posible, registren el proceso (de manera escrita, o grabádolo en audio o en video) para que nos lo manden junto con las fotografías de su producto final. Así podremos publicarlo en esta misma página. Sólo tienen que enviar su material aquí, para que, en pocos días, lo vean publicado. Mucha suerte.

Eje de Conceptualización:
• Reflexión sobre los diferentes procesos experimentados al diseñar y construir esculturas.
• Investigación acerca del trabajo de algún artista que utilice técnicas de producción tridimensional.

Actividad 2. En plenaria, comenten y reflexionen sobre las técnicas y materiales que cada equipo eligió para realizar su escultura. Expongan las dificultades que se encontraron y la manera particular como fueron resolviendo los problemas o las decisiones que fueron tomando para concluir en el producto con el que culminaron.

Actividad 3. Investiguen sobre algún artista local o regional que se especialice en la escultura, sin olvidar describir la técnica y los materiales con los que, usualmente, suele trabajar. Si les es posible entrevistarse con él, graben su encuentro y expónganlo en el salón. También pueden enviarnos su entrevista aquí para que, con mucho gusto, la publiquemos en este sitio.

1 comentario:

¿Te gustó este artículo? ¡Descárgalo y llévatelo en PDF!